Tras realizar la Cumbre de Inversión Energética Mesoamericana, Guatemala proyecta sumar US$2,000 millones en inversión a los US$4,500 millones atraídos por el sector energético en la actual administración.

Guatemala, 05 de noviembre de 2014. La generación, el transporte y la distribución de energía del Norte y Centroamérica se reunieron en Guatemala para establecer un riguroso análisis del futuro energético y los desafíos que deben ser atendidos por la región. “Hemos atraído 4,500 millones de dólares en inversión, y en la presente cumbre proyectamos alcanzar otros 2,000 millones de dólares, donde la mitad será en el sector del gas natural”, indicó el Presidente de la República de Guatemala Otto Pérez Molina durante el discurso inaugural del evento. Guatemala, Plataforma Energética Centroamericana, sirve de sede para la Cumbre Energética Mesoamericana gracias al apoyo del Departamento de Estado del Gobierno de los Estados Unidos de América, a la Alianza para la Energía y el Clima de las Américas, al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Banco Mundial (BM). Las principales temáticas abordadas durante el evento fueron las posibilidades de integración energética, la introducción de gas natural para la promoción de su consumo como generadora de energía a bajo costo y para la manufactura pesada. Además, el evento estableció nuevas oportunidades de inversión en proyectos de infraestructura eléctrica. La Cumbre de Inversión Energética Mesoamericana ocurre en un momento clave para la región, se prevé que se necesitará una inversión cercana a US$1 billón de dólares si se pretende lograr el acceso universal de la energía para el año 2030. Entendido el apremiante compromiso, el Gobierno de Guatemala presentó la Política Energética 2013 – 2027, normativo que hoy significa la hoja de ruta  para el desarrollo de la nación. La máxima autoridad de la cartera de Energía y Minas, Ingeniero Erick Archila, reveló que  la realización de procesos vanguardistas de licitación, sumar 35 meses con estabilidad en los precios de energía y la posibilidad de alcanzar rebajas hasta del 20% en la tarifa eléctrica, son parte de los grandes avances del país. El atractivo energético guatemalteco se incrementa con la firma de acuerdos primarios para la construcción de un gasoducto entre Guatemala y México, que convertirá al país en el puente centroamericano de distribución de gas natural. Estudios del BID estiman que la demanda de electricidad de América Central crecerá un 3.4% anual, lo que requerirá 10,000 megavatios de nueva capacidad en 2027, casi el doble de la capacidad instalada en la región.

Comentarios

Comentarios